Ha pasado el tiempo y continúa una situación inalterable y real en la humanidad: una pandemia que ha cambiado radicalmente nuestras vidas y nos ha generado dolor, crisis y la necesidad de buscar adaptarnos. Es aquí donde la Logoterapia nos recuerda que es nuestra responsabilidad hacer frente y responder a la vida lo que nos presenta por delante.

Así mismo, ha sido una época donde esa contribución a otros que la vida exige a todo individuo, tal cual mencionaba Frankl, se ha hecho real en nosotros más que nunca, siendo la luz del sentido que se enciende con más fuerza y nos dirige a actuar, aumentar nuestro alcance, ser una red de apoyo más robusta y continuar pregonando la Logoterapia a través de nuestras líneas de acción, ahora incluyendo nuevos medios de comunicación, y de acercamiento con las personas.

 

Llevando nuevas ideas a la acción

 

Siempre hemos sido fieles creyentes que el encuentro, el mirarse y compartir un espacio físico genera mejores resultados en cuanto al impacto positivo que tengan los participantes de un taller e incluso dentro de una clase con contenido académico. Pero también hemos logrado darnos cuenta que el vínculo y acercamiento auténtico también se puede lograr por medio de una pantalla que nos une, bajo una misma realidad. Y que consiste también en elegir esa actitud para lograr que las cosas sucedan.

 

Es así como hemos implementado con mayor fuerza las plataformas virtuales como Zoom, y Facebook Live a la hora de brindar nuestros servicios. Por lo que la atención a familias y personas individuales, cursos, charlas, conversatorios, y el Diplomado de Logoterapia y Análisis Existencial, ahora está también al alcance de personas que anteriormente se les dificultaba por horarios, distancia o posibilidades acercarse al Centro.

 

Pero toda esa adaptación no ha quedado ahí, sino que a partir del dinero obtenido con en todas nuestras actividades, hemos dispuesto un porcentaje importante para invertirlo en la compra de víveres para personas que necesitan apoyo económico, o bien generar ingresos para dar atención psicológica o acompañamiento a personas que lo requieren, pero no tienen medios suficientes para pagar un profesional.

 

Sabemos que existe un camino por recorrer, pero también podemos mirar atrás para ver nuestro alcance y nuestras lecciones aprendidas para seguir con entusiasmo esa visión de llevar al mundo la Logoterapia y el Análisis Existencial.

Licda. Jessica Ulate Castillo – Community Manager CCLAE