¿Cuál es el Sentido de la Vida Según Viktor Frankl?

Hablemos del sentido de la vida

¿Sabes qué es la Logoterapia? ¿Sabes cuál es el sentido de la vida? ¿Alguna vez te has preguntado cómo transformar aquello que te hace sufrir en una herramienta para tu evolución? ¿Sabes quién es Viktor Frankl? 

Definamos primero Logoterapia: Es una terapia que ayuda al ser humano a retomar o reencontrar el amor por la vida y por su existencia y permite descubrir la capacidad que tienen los humanos para superar los condicionamientos más difíciles si se tiene un para qué.

A pesar de todo sí a la vida

Pero, ¿Qué es todo?

Es muy gratificante y hasta sencillo decirle a la vida sí, hasta sentir que tienes un propósito de vida cuando las circunstancias favorecen, cuando logramos nuestros sueños, cuando el cielo esta despejado y brilla una luz en nuestro alrededor.

Pero ese «sí» también incluye decirlo a pesar de:

  • A pesar de las decepciones
  • A pesar de la pérdida
  • A pesar de los cambios
  • A pesar de que el alma llore y no entienda razones
  • A pesar de que no parezca que haya salida

Libros de Viktor Frankl

Su libro principales "El Hombre en Busca  de Sentido", sin embargo, también escribió otros libros...

las mejores rases de viktor frankl

Frases de Viktor Frankl

Las mejores frases de Viktor Frankl Dentro de las muchas frases y pensamientos que Viktor...

El sentido de la vida según Viktor Frankl

Pensemos por un momento que estás en media segunda guerra mundial, en un campo de concentración nazi, donde sólo te dan una taza de sopa más un trozo de pan como alimento una vez al día.

Además, es un invierno de 30 grados bajo cero, sin calefacción y literalmente en los huesos por la desnutrición.

Donde cada día debes buscar fuerzas de donde no tienes para hacer trabajos forzados y que al mínimo signo de agotamiento te pueden enviar a las cámaras de gas donde serías ejecutado.

Estás dentro de un grupo de 39 personas condenadas a morir en cualquier momento, con posibilidades casi nulas de poder evitarlo, donde sólo en promedio 1 de cada 28 personas sobrevivirían.

¿Serías capaz de salirte del grupo y pararte frente a todos a dar un discurso de motivación? Un discurso alentador para tus compañeros ¿Y qué les dirías?

Viktor Frankl, como un prisionero más, lo hizo, pronunció uno de los discursos más inspiradores y memorables de las historia, una verdadera oda al poder de la voluntad y al sentido que debe dársele a la vida. 

Lo hizo en pleno campo de concentración nazi en la noche de navidad de 1944 ante 38 personas condenadas al exterminio.

Discurso de Viktor Frankl

“Un hombre consciente de su responsabilidad ante otro ser humano jamás tirará su vida por la borda, si conoces el porqué de tu existencia serás capaz de soportar cualquier cómo.

Es evidente que tenemos pocas posibilidades de vivir, pero ningún poder de la tierra podrá arrancarnos lo que ya hemos vivido. Les ruego que encaren con gallardía la gravedad de nuestra situación.

No podemos refugiarnos en el pasado para apaciguar los horrores del presente, piénsenlo, estamos ante un desafío, ¡el desafío de sobrevivir! podemos hacer una de estas dos cosas, convertir esta experiencia en una victoria o limitarnos a vegetar dejando de ser personas, incluso aquí debemos subsistir al cobijo de la esperanza en el futuro.

No importa que no esperemos nada de la vida. Lo que verdaderamente importa es lo que la vida espera de nosotros.

No hay que avergonzarnos de nuestras lágrimas, porque demuestra nuestro valor para encararnos con el sufrimiento. Olvídense del placer. Olvídense de la venganza. Olvídense de la cobardía. Lo único que debemos tener presente es nuestra voluntad de sobrevivir.

La voluntad es una cuestión de hecho, no una cuestión de fe. Porque nosotros no inventamos el sentido de nuestras vidas, sino que lo descubrimos.

A cada uno de nosotros nos está reservado un cometido que cumplir y todos respondemos con nuestra propia vida ante esa obligación.”

El dolor es un elemento intrínseco dentro de la naturaleza humana

«Incluso en las condiciones más extremas de sufrimiento, es posible encontrar una razón para vivir.» premisa con la que Viktor Frankl desarrolla su logoterapia, para él mientras haya vida y voluntad, hay esperanza.

Para Viktor Frankl Nada es más importante que el poder de la voluntad, nada es más fuerte que un propósito de vida. Nada es más determinante que resistir.

El dolor es un elemento intrínseco dentro de la naturaleza humana y al mismo tiempo como una oportunidad de desarrollo, aprendizaje y sentido.

No hay nada en el mundo que capacite tanto a una persona para sobreponerse a la s dificultades externas y a las limitaciones internas como la consciencia de tener una tarea en la vida. 

La verdadera fuente de la vida se encuentra en tu propio destino, si crees que este no es el que tu te mereces, no le des más vueltas, porque tu destino está escrito.

El sentido de la vida de Viktor Frankl durante su tiempo en los campos de concentración Nazi

El sentido de vida de Viktor Frankl era poder reencontrarse con su familia.

Viktor Frankl no pretendía describir exhaustivamente cómo era la vida en el campo de concentración nazi, sino demostrar que incluso en las peores condiciones vitales que uno pueda imaginar era posible encontrar un sentido a la vida y seguir conservando nuestra dignidad humana.

Quienes tuvieron más posibilidades de sobrevivir en los campos de concentración nazis fueron aquellos que se aferraron a la esperanza de volver a ver a un ser querido.

La clave de la supervivencia consistía en asumir el sufrimiento del campo como un reto a superar y encontrarle un sentido.

Cuando un hombre descubre que su destino es sufrir, ha de aceptar ese sufrimiento, porque ese sufrimiento se convierte en su única y peculiar tarea. Es más, ese sufrimiento le otorga el carácter de persona única e irrepetible en el universo. Nadie puede redimirle de su sufrimiento, ni sufrir en su lugar.

Para Frankl, lo que de verdad distingue al hombre de otros seres es la voluntad de sentido, es decir, la lucha por encontrarle un sentido a la vida, que es la primera fuerza motivadora del ser humano.

«Nada en el mundo ayuda a sobrevivir, aun en las peores condiciones, como la conciencia de que la vida tiene un sentido».

¿Cuál es la diferencia entre las personas que son capaces de levantarse, superar los problemas de la vida y las que no?

El factor determinante es la decisión, la libertad de elegir tomar una decisión. Deberías pensar en «Me gustaría convertirme en esto, o aquello” a pesar de las condiciones las cuales parecen determinar totalmente tu comportamiento.

Deseo actuar libremente, como el ser responsable que es el ser humano.

Deseo actuar de acuerdo con mi herencia y mi entorno, apropiándome de lo que he llegado a ser a partir de eso.

La filosofía de Frankl es que la vida tiene sentido bajo cualquier condición.

¿Pero qué tan fácil es reconocer ese sentido de vida cuando hay un sentimiento de desesperanza?

Definición de desesperanza: se puede explicar como una ecuación matemática D=S-P. Desesperanza es Sufrimiento sin Propósito.

En la medida en que un individuo no pueda ver, no pueda encontrar ningún propósito en su sufrimiento ciertamente estará propenso a entrar en desesperanza y bajo ciertas condiciones, al suicidio.

Pero en el momento en que puedan  ver un sentido en su sufrimiento, pueden moldearlo en un logro. Pueden moldear su predicamento en una conquista en el nivel humano.

Puede convertir sus tragedias en un triunfo personal. Pero deben saber para qué. ¿Qué debería hacer yo con eso? Se debe tener un por qué para vivir.

¿Por qué yo? ¿Por qué me sucede esto a mí?

Jean Paul Sartre dijo alguna vez que tenemos que aceptar, soportar con coraje y heróicamente el absoluto sinsentido de nuestras vidas.

Pero Viktor Frankl pensaba más bien, por el contrario, que lo que tenemos que aceptar es la incapacidad de nosotros los humanos de reconocer el sentido supremo en términos intelectuales o meramente términos racionales. Esto es la única cosa que tenemos que aceptar.

Viktor Frankl tenía esta analogía, decía que al igual que un animal no va a entender el por qué una persona lo cura o le da medicinas, así igual nosotros como personas no podremos entender esa superioridad de ese ser que está más allá de nosotros.

No obstante podemos creer en ese sentido supremo, pero conducir a alguien como a un paciente, facilitarle el camino a tal creencia, a creer en la fe no es el trabajo de un psiquiatra, pero si tal vez un teólogo o líder espiritual.

¿Hasta qué punto tenemos opciones con las cosas que nos suceden?

Nuestra libertad es una libertad finita. Es una libertad limitada. 

Eso quiere decir que el ser humano nunca está completamente libre de condiciones, sean éstas de tipo biológico, psicológico o sociológico, pero siempre tenemos la libertad suprema, la libertad última: la libertad de elegir una actitud ante cualesquiera que sean las condiciones que enfrentamos.

Cómo reaccionamos ante condiciones que no pueden ser cambiadas, depende de nosotros.

En otras palabras, si no podemos cambiar la situación, siempre tenemos la libertad última de cambiar nuestra actitud ante esa situación.

Cuando se refiere a la libertad, generalmente se piensa en el concepto de poder actuar sin restricciones. Lo que pasa es, que cuando las condiciones del exterior limitan dicho actuar se ha creído que la libertad se agota.

Sin embargo, la logoterapia nos habla de la libertad como esta capacidad que proviene de nuestra área noética que pese a cualquier restricción o condición física que da el mundo, se puede elegir ser libre, elegir tener una actitud que nadie nos puede quitar.

Decía Jean Paul Sartre, que aún aquellos creídos como esclavos, están siendo libre al decidir serlo.

Ejemplo de sentido que se pueda extraer de una situación de desesperanza:

Paralítico desde los 17 años

Una vez Viktor Frankl recibió una carta de un estudiante. Le contó que a la edad de 17 años tuvo un accidente mientras practicaba buceo deportivo que le provocó desde ese entonces estar paralítico del cuello hacia abajo.

Él escribió:

«Me rompí el cuello, pero eso no me rompió a mi»

En la actualidad estoy incapacitado, y esta incapacidad permanecerá conmigo aparentemente para siempre.

Pero yo no abandono mis estudios. Por causa de mi incapacidad quiero ayudar a otras personas. Quiero convertirme en psicólogo, para ayudar a otros y estoy seguro, de que mi sufrimiento añadirá una contribución esencial a mi capacidad de entender y ayudar a otras personas.

Este hombre tres años después fue invitado por frankl para dar una conferencia para leer un paper en el tercer congreso mundial de logoterapia que tuvo lugar en una universidad de Alemania.

Viajó en avión en su silla de ruedas, desde Texas a hasta Alemania, a dar la conferencia y el título fue «el desafiante poder del espíritu humano» y la última frase decía: «yo sé que esto es verdad, porque ese hombre era yo»

¿Cuál fue el propósito de vida de Viktor Frankl?

Algo que Viktor Frankl tuvo muy claro tras sobrevivir a aquellos años y a la pérdida de su familia es que su propósito personal en este mundo no iba a ser otro más que el de ayudar a los demás a encontrar su propio sentido de la vida, a elegir su camino.

Al final de la guerra en abril de 1945, y por si no fuera poco, si es que Viktor Frankl aún podía dudar de si realmente tenía algún propósito en su vida, la camioneta de rescate suizo a la que debía subir cerró las puertas sin él haber subido y tuvo que esperar varias horas para el siguiente transporte.

Cuando al fin llegó se dio cuenta que la camioneta a la que no alcanzó a subir era un engaño para llevar a más judíos a la muerte. ¿Acaso fue casualidad?, ¿o una cuestión de propósito de vida?

¿Qué haces cuando necesitas encontrar soluciones?

La Logoterapia nos muestra que nuestra dimensión espiritual cuenta con un recurso llamado Autodistanciamiento, el cual es la capacidad de mirar desde otro ángulo los problema y situaciones que vivimos, como si lo pudiésemos observar en una pantalla de cine. Al hacer esto podemos ser más conscientes de lo que ocurre, y abriendo paso a las respuestas.

¿Logras distanciarte de ti mismo y de tus emociones para resolver lo que la vida te hace enfrentar?

Resumen

Todos tenemos la oportunidad de decidir por nosotros mismos, decidir cómo afrontar una situación incluso en las circunstancias más adversas podemos encontrar un sentido en nuestra vida.

Esa es la libertad interior que no nos puede arrebatar nadie. Lo que de verdad necesitamos es un cambio radical en nuestra actitud hacia la vida. Tu voluntad de sentido te distingue de otros seres.

Tu capacidad para decidir a pesar de, es lo que marcará tu futuro.

La vida siempre espera algo de nosotros por eso estamos aquí, debemos tener esa meta, eso nos dará el valor suficiente para vivir cada día logrando cosas nuevas agradeciendo por cada momento y por cada cosa que tenemos.

“Exígete mucho a ti mismo y espera poco de los demás. Así te ahorrarás disgustos. Pocos juegan con lo que tienen y envidian lo que imaginan» Viktor Frankl.